martes, 5 de julio de 2011

Pozas de Loureza

Últimamente, tiendo a alejarme de las grandes multitudes y escapar a lugares aislados, tranquilos... Las playas abarratodas de gente, con el constante ruido de gente, radios, niños gritando, coches, bocinazos..., simplemente me estresan. Quiero tranquilidad, no escuchar un ruido  y poder contemplar un bello paisaje. 
Y así, me dedico a buscar sitios que se adapten a lo que pido. Y en esa búsqueda, acabé en estas pozas. Están en el concello de Oia, concretamente en Loureza. Pero no son nada fáciles de encontrar. Vía gps, mi pareja y yo conseguimos llegar a Loureza. Una vez allí, tuvimos la gran suerte de encontrar a un señor andando por una carretera que cruzaba el monte. Le preguntamos cómo llegar y... ¡Eureka! Él se dirigía hacia allí. Así que aparcamos el coche, cogimos las mochilas y fuimos con él. ¿Cómo os puedo indicar cómo llegar...? Al llegar a un puente, uno se mete por un camino a través del monte. ¡Y comienza la aventura! Se cruzan riachuelos, se saltan rocas, casi casi se escalan otras... El camino es largo y dificultoso. Pero una vez llegas a la meta, aquello es como el paraiso. 
Se trata de unas pozas creadas en la roca con el paso de los años por el cauce de un río. Mini cascadas, pozas, árboles que dan sombra... ¡Silencio! Aquello es maravilloso. Y como el acceso es tan complicado, casi no hay gente. Ojalá pueda volver pronto, que me quedé con ganas de pasar allí más horas.

1 comentario: